CRÍTICA RED LIGHT FEVER

 

hot-leg-red-light-fever-460551

Ha vuelto Justin Hawkins. Más conocido como la última esperanza del rock n’ roll, el heredero de Freddie Mercury, la respuesta a la corriente emo, el hombre que destrozó los tímpanos con su falsete a lo castratti. El líder de la que iba a ser la última gran banda rockera, The Darkness, que aparecieron tan rápido como desaparecieron, dejando una repercusión increíble en Inglaterra y un inicial conocimiento en el resto del mundo gracias a canciones como I Believe In a Thing Called Love, Love Is Only a Feeling o el villancico Christmas Time, además de 6 discos de platino con su obra maestra Permission To Land de 2003.

Bueno, pues después de dejar el grupo por culpa de las malditas drogas y de pasar 3 años desaparecido, ha juntado nueva banda, Hot Leg, como adelantamos en este blog, con Pete Rinaldi como guitarra , Samuel SJ Stokes como bajista y Darby Todd como batería, además del propio Justin como cantante y guitarra. Os digo los nombres porque me da un nosequé de que hay que ir acordándose de ellos, ya que la reunión de los Darkness es sencillamente IMPOSIBLE. Justin está a gusto con su nuevo grupo y aún encima, se ha propuesto llegar al estrellato, así que no solo ha sacado al mercado este disco, sino que también ha prometido otro para inicios del próximo año.

Justin quiere ser la última gran rock star y su primera carta es este disco que salió el 9 de Febrero en Inglaterra y el 17 de Febrero en EEUU y que ha debutado, a falta de single que sale el 2 de Marzo, en puestos normaluchos de la lista inglesa (sin casi promoción) y que yo, por otra parte, creo que va a llegar a ser un bombazo comercial. Porque The Darkness fueron un bombazo comercial, y porque Justin ERA The DArkness.

Después de oir los dos discos, el de Hot leg y el de Stone Gods, no tengo ninguna duda: todo lo bueno de The Darkness está en Red Light Fever, y por si fuera poco, manteniendo el nivel. Melodías y melodías con tonos de falsete, tonos operísticos y mucho, mucho hard rock y glam, además de un dote totalmente ochentero. Diversión a raudales y un aire cómico inigualable. Un disco bastante regular donde prácticamente todo el disco mantiene un nivel altísimo. La verdad es que yo no me esperaba ni de lejos que Justin se sacara un disco semejante de la manga.

CANCIÓN A CANCIÓN

El comienzo con Chickens es quizá lo más pasado de rosca que haya hecho Justin, pero es que escucharla por primera vez da hasta alguna risita y luego te matará, se te quedará clavada y darán ganas de aplaudir. Comienzo a lo Black Shuck para luego dejar un estribillo puramente operístico y un final de canción espectacular, bastante cómico, una mezcla basta entre Queen y Sparks. Increible.

La siguiente es según mi visión el single definitivo del disco. Digamos que Justin primero va a presentar el disco, luego a ponerlo en un sitio bastante decente con Cocktails y al final para petarlo esta canción, You Can´t Hurt Me Any More, heredera totalmente de I Believe in a Thing Called Love y One Way Ticket, comienzo super AC/DC y un estribillo incluso bailable, hard rock puro y duro, de lo más comercial que jamás haya hecho Justin. Un verdadero temazo.

Ashamed era la canción con la que Hawkins quería llegar a Eurovisión, cantada a coros con una cantante inglesa (que ahora no recuerdo el nombre), que es puro espectáculo, un duelo entre los dos bastante interesante. ¡Que pasada de canción! De corta duración (de duración eurovisiana, es decir, 3 minutos) llega I´ve Met Jesus, el single de navidad, letra divertida (“no me puede ir mejor en la vida, tengo un trabajo, tengo un coche, tengo una chica (…) he descubierto a Jesus”) y una guitarra muy Aerosmithiana haciendo un punteo bastante bueno.

Trojan Guitar fue la primera canción que Hot Leg nos adelantaron, de tono medieval y épico, recuerda mucho a Hazel Eyes del One Way Ticket, parecería sacada de ese disco si me apuráis. Un ritmo muy guitarrero, un aire Queen que resopla en todo el disco y si, ¡el único tema superior a los 4 minutos! En concreto 5, y es una canción superguitarrera.

Justin es un genio puro y duro: si no no se explica que Cocktails se pegue más que el Superglue, canción que huele a 80´s ya desde el comienzo con sintetizador, reúne todo lo que tenía The Darkness y lo que contiene este disco: melodías muy preparadas, aunque simples, ganas de buen rock n’ roll, mucha, mucha diversión (el estribillo de la canción es un juego de palabras, Cock-tails, polla-cola) y la demostración que Justin es de los mejores compositores de comienzos del siglo XXI. 4 minutos de puro chicle.

Gay in the 80´s aún huele más a los ochenta y aún es más divertida (y también se pega mucho, cuidado donde la cantáis…). Parece puramente sacada del Pump de Aerosmith, ya que tiene un aire muy a Monkey On My Back. Después de ella, el primer bajón del disco, Prima Donna (donde, por cierto, el trabajo vocal de Justin es impecable) donde las estrofas tenían que haber estado más trabajadas y le salva un gran final y un gran trabajo de guitarra.

Whichever Way You Wanna Give It es de las más darknessianas del disco, un comienzo atronador, un ritmo muy “roto” por así decirlo con la guitarra y el mejor estribillo del disco. Vuelve a subir el nivel después de Prima Donna, y bastante. Sin duda de lo mejor del disco, pero es que eso son 8 canciones, así que…

Y ya, para el final, lo más excelso que jamás haya hecho Justin Hawkins: Kissing In The Wind, la primera balada del disco, que incluso suena ¡¡ Un Clave!! después de un estribillo y unas estrofas super excesivas, una pequeñita joya, una monstruosidad digna de un genio.

Así que demos todos un gran aplauso al bueno de Justin por superarse a si mismo, mejorando como cantante (¡menudos tonos de voz en el disco, el mejor momento vocal de Justin de su historia!) cuando ya era grandísimo, mejorando como guitarra (prueba de ello es Chickens) y mejorando como escritor, superando con este CD al más ambicioso One Way Ticket (al Permission To Land no, eso es casi imposible) con un disco de grandísimo nivel donde Justin te hará divertirte y disfrutar de un hard rock glamizzado (ellos lo han llamado Man Rock) de una manera que muy pocas bandas lo harán. Bienvenido, Justin. Te echábamos de menos.

CANCIÓN DEL DISCO: Chickens, You Can´t Hurt Me Any More y Cocktails.

LO PEOR DEL DISCO: Algunos momentos de Prima Donna.

NOTA: 9/10

5 comentarios to “CRÍTICA RED LIGHT FEVER”

  1. Muy buena crítica.
    Estoy bastante de acuerdo, mi favorita es “Trojan Guitar”, me encanta cuando Justin se pone medieval😀
    Un saludo!

  2. Estamos de acuerdo, es como si The Darkness todavía existiesen. Suena realmente bien este disco, bastante mejor que Stone Gods !!!
    Rock on
    Phil

  3. Johnnypelusa Says:

    Si es que Justin es puro carisma, mientras que su hermano, el bateria Ed y el calvo cabrón (con perdón de los calvos q lean esto, excepto el susodicho) son lo peor, sobretodo el hermano, joder! si parecen la noche y el dia. Bueno un saludo para la gente que aprecia el buen rock
    VIVA HOT LEG!!!!! johnny p.

  4. La verdad es que el disco me ha sorprendido positivamente, parece la continuación que todos esperábamos de The Darkness. Eso si, Stone Gods creo que han dado un salto de calidad musical, superando a la banda original. Puede que no tenga el mismo espíritu guerrero y desenfadado, pero el trabajo del hermanisimo esta ahora mismo al nivel de los mejores grupos de hard rock actual como son Airbourne, The Answer y Gotthard. Creo que Hot Leg han echo un buen comienzo, han mantenido el sonido “Darkness” sin llegar al nivel de estos. Seguro que con el paso de años se iran consolidando y Justin volverá a ser la esperanza del Hard Rock

  5. El disco tiene mucha cualidad, mientras que algunas canciones no agradem a todos. Tiene sus debilidades, mas el talento las supera in mucho

    Justin es un de los mejores cantantes existentes… sin exageros, una de las esperanzas del Rock.
    Hot Leg y Stone Gods proban la imensa cualidad de “los ex-Darkness”,
    mas Hot Leg es sin duda algo excepional.

    – Justin é un “Doido de Pedra”. Espero ansiosamente por um show no Brasil
    \o/
    “…And whatever else you do with my heart…. don’t break it…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: