VAN HALEN: VAN HALEN I

VAN HALEN I
Van Halen
(1978)

1- Runnin With The Devil
2- Eruption
3- You Really Got Me
4- Ain Talkin About Love
5- I´m The One
6- Jamie´s Cryin
7- Atomic Punk
8- Feel Your Love Tonight
9- Little Dreamer
10- Ice Cream Man
11- On Fire

Para los que no sepan nada de la historia del grupo, aquí un pequeño repasito:
En 1978 el rock estaba prácticamente muerto. El punk estaba en su punto más alto y multitud de Tony Maneros asaltaban las pistas de baile. La música estaba atascada. No parece los mejores momentos para que florezca un grupo de hard rock pero es que Van Halen no es un grupo, es el grupo.
Llegados de Holanda, los hermanos Van Halen, instruidos por su padre, pronto se interesarían por la música. Eddie tocaría la batería y Alexander la guitarra. A Alex no le debía interesar mucho el instrumento ya que a escondidas siempre agarraba la batería de su hermano. Este tras pillarle le dijo “Que te jodan! Tocaré yo tu guitarra”. En 1974 deciden formar un grupo. Eddie empieza como cantante y guitarra principal pero para abaratar el equipo de sonido decidieron contratar como cantante al que se lo proporcionaba, David Lee Roth. Luego llegaría como bajista Michael Anthony.
El grupo se puso a tocar por todos los clubs de Los Ángeles. a Gene Simmons le gustaron y les financió unas demos (de las que ya hablaremos aquí) en 1976, pero no logra convencer a su discográfica para que los firmase. Estas demos serían muy interesantes ya que existe por ahí una versión de Cristine Sixteen con Gene y Eddie, además de otra de Got Love For Sale (Ace Frehley copió el solo de Eddie nota por nota) David dijo que Gene estaba detrás de Eddie y Alex para suplir a Ace y Peter, pero el gran éxito del primer disco lo impidió.
En esas demos había canciones que más tarde aparecerían en posteriores discos: en el primero (On Fire, Runnin With The Devil), en el segundo (Woman Of Love, Somebody Get Me a Doctor) y en discos posteriores (House Of Pain en “1984”) y ya se mostraba a una banda en gran nivel.

 

Pese a que la discografíca de Gene no les quiso firmar, Van halen no se rindieron y siguieron dando conciertos en clubs abarrotados, hasta que en 1978 un ejecutivo de la Warner, con Ted Templeman firman con ellos nada más acabar un concierto en el club Starwood.
Van Halen I fue un éxito inmediato, siendo uno de los discos debuts más vendidos de la historia, un completo éxito comercial que permitiría a la banda girar un año entero. El disco fue aplaudido por crítica y público, destacando a Eddie Van Halen con 21 añitos como un genio de la guitarra gracias al manoseado por el jebi metal tapping, técnica muy veloz que básicamente consiste en tocar con ambas manos en el mástil. Su sonido sorprende más que la realización.

El disco, hablando claro, es BRUTAL. Un golpe a la mandíbula durante 35 minutos que se pasan volando con la boca desencajada.
Sin duda una de las mayores virtudes de el disco debut de Van Halen es que nunca baja el listón. Las doce canciones son de piñón fijo, ningún altibajo, nada: el nivel es de 10 desde que empieza hasta que termina. David Lee Roth está pletórico, Eddie crearía muchos de sus mejores riffs y solos, Michael Anthony se perfila como uno de los bajistas más infravalorados del rock n’ roll y Alex está muy bien aunque su mejor nivel llegaría más tarde.

El sintetizador que va subiendo de volumen para luego dejar uno de los riffs más grandes que haya dado el hard rock da constacia de semejante golpe. Runnin with the devil es uno de los máximos himnos de la banda, además de una de las mejores interpretaciones de Diamond Dave, a la altura de la canción. El corto de solo de Eddie es simplemente perfecto, ya que con unas pocas notas logra todo el cometido que tiene que tener un solo.
Eruption no es un tema, es un solo de guitarra alargado. Pero que solo de guitarra. Es una pena que con los años nos hayamos hartado de los pajamástiles que salieron todos a copiar a Eddie. Pero sería un insulto no considerar la grandeza de éste: justamente en la segunda canción, es la presentación de Van Halen. Punto. Ya sabes a lo que te enfrentas, ya sabes de lo que son capaces de hacer. Uno de los más grandes solos jamás hechos, al que el único fallo que se le puede admitir es no coincidir en ninguna canción.
La cover de los Kinks es otra carta de presentación, quizá la mayor del grupo: Si me dicen antes que la de los Kinks es una versión de la de Van Halen, me lo creo. Porque suena a ellos. El principal cometido de un cover es que recoja el sonido de quien lo toque. Y Van Halen lo logran, con un ritmo desenfadado, marcha bailable, invitación a follar toda la noche. De esas canciones que te levantan entero.

Ain Talkin About Love es una de esas canciones que con el tiempo y las escuchas crecen tanto que ya no se escapan: uno de los mejores riffs que jamás se hayan dado y de los más reconocibles, logra no ser machacón en los cuatro minutos de canción aproximadamente. Conforme va pasando el tema va dejando mejor sabor de boca, con esos coros finales que la confirman como uno d elos mejores temas de Van Halen.
I´m The One es ritmo frenético, en momentos rozando el heavy metal. Diamond Dave haciendo un espectáculo, la batería de Alex rugiendo y un apartado vocal muy destacable. Tiene uno de los mejores solos del disco y una parte bluesera que está justamente en el sitio adecuado y en el momento adecuado.

Jamie´s Cryin es sin duda una de las joyas del disco. Un grandísimo riff abre un tema más tranquilo que lo que dejamos atras, pero más pegadizo que un chicle boomer en una acera de Madrid, con un estribillo fantástico que se queda clavado en el cogote durante años, además de una parte intermedia para quitarse el sombrero.
Atomic Punk es un prólogo de lo que sería Van Halen en siguientes discos. La guitarra rayada abre un tema rápido, sin concesiones, que poco a poco va asimilando su miel para nuestra boca. Su desarrollo es perfecto. Conforme va pasando el disco van llegando mejores solos. Al igual que en Jamie´s Cryin, lo mejor de este tema es su parte intermedia.
Y nada, que llevamos ocho canciones y la cabeza a punto de explotar de tanto moverse. Pero ni por esas. Feel Your Love Tonight es una de las canciones favoritas de algunos de los fans de la banda, y no es para menos. Cuenta con una gran recta final y un estribillo más que notable.

Little Dreamer es un bajón… de ritmo, porque sin duda es una de las mejores canciones del disco, con una armonía perfecta, una de esas melodías que se quedan pegadas al cuerpo y, sin duda, la mayor virtud de esta canción es que es algo más que hard rock. Su riff es uno de mis favoritos sin ser nada del otro mundo.
Ice Cream Man es un señor blues, con mayúsculas, con minúsculas, con lo que sea: su comienzo con David Lee Roth demostrando su limitación de voz pero que le sobran cojones para echarse a todo hasta que su voz y la guitarra de Eddie rompen del todo e invitan a bailar como un descosido con las piernas locas es simplemente inigualable.
El último tema del disco es On Fire. Un tema más difícil de saborear que el resto, que no es que roce el heavy metal, es que es jebi. Su estribillo de voces chillonas y estridentes golpea los tímpanos que a primera escucha no sabes si volver a escucharlo más fuerte o replantearte lo que estás haciendo. El mejor final posible para un disco redondo de principio a fin, que abriría las puertas del cielo a una de las bandas que más representan el hard rock y más influenciarían a todas las bandas de los 80.

Enlaces:

http://www.megaupload.com/?d=3IJCQY44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: