Archive for the Críticas Category

AC/DC: CRÓNICA DE UN PRIMERIZO

Posted in Críticas, Festivales, rock with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on abril 5, 2009 by Johny Kashmir

concierto_ac_dc_barcelona_madrid

 

Sin palabras. No sabría describir muy bien lo que viví el jueves 2 de Abril en el Palacio de los Deportes pero lo voy a intentar.

Llegamos al palacio sobre las 8, después de entrar fuimos mi amigo y yo a la puerta para entrar a pista para que el hijo de puta del portero, al que le habían avisado que nadie más entrara en pista, con nuestras entradas generales nos mandó a grada. Gracias a mi insistencia, y a la ayuda de una encargada logramos entrar y coger un sitio en décima fila por la parte derecha del escenario para disfrutar de The answer, que salieron a eso de las 8 y 20 con un sonido malísimo y con un público poco entregado en un Palacio en el que las gradas estaban vacías en ese momento, solo la pista se había llenado por completo.

La verdad es que la gente es majísima. Charlé con todo el mundo que tenía alrededor. Hola que tal, tan jovenes al concierto, nosotros somos de la Rioja, nosotros de Utrera como la Usun Yoon, toma un traguito de cerveza… me pasé de 8 y cuarto a 9 y media charlando y charlando con todo el que tuviera alrededor. Lo que más me gustó fue ver a gente de 40 años sorprendida al ver chavales, hubo uno al lado que nada más entrar me vió a mí, un chaval de 16 años con una camiseta de AC/DC, delante mío un montón de chavales.. empezó a llorar de emoción.

 Respecto al “movimiento rockero”, la verdad es que ví de todo: jevis de chapas y cadenas, chicas que parecían que se habían equivocado de concierto, chavales de 16 años ansiosos, pijos, metaleros, rockeros de pro, cuarentones, cincuentones, padres con hijos…. Hasta la Infanta. Hasta Javier Bardem. Dijeron por ahí que Pilar Rubio.

 Me dí la vuelta a eso de las 9 y veinte y cuando vi todo lleno detrás mío casi me da un vuelco el corazón. Estaba en el pleno apoteosis. Cada segundo de espera eran 20 latidos más de corazón y un ataque de nervios brutal.

A las 9 y media y con el corazón en un puño empezó la tormenta, el huracán, la embestida total: después del gran vídeo de introducción y las explosiones el público entero se volvió loco y el pogo fue brutal. Todo el mundo coreaba ese incipiente clásico llamado Rock N’ Roll Train: simple y efectiva, acabamos en la 15º fila del shock y ya completamente sudados.

Estaba emocionadísimo viendo a un grupo en plena forma: Angus recorriéndose de lado a lado del escenario, Phil Rudd con buen sonido y un Brian entregado al público. A pesar de que Malcolm tuvo que ayudarle en un par de canciones gracias a unos problemas de micrófono de Brian, que parece que se arreglaron en The Jack. Brian sujeta todo el concierto, se nota de lejos, a pesar de que Angus es el mejor frontman de la historia él ya no puede sujetarlo todo y ahí está ese sesentero con pinta de camionero para levantar un estadio con sus grandes brazos. Grande.

Hell Ain´t Bad Place To Be, Shot Down In flames, Back in Black… caían las canciones y yo no podía caber más en mi éxtasis: mi compañero de batalla estaba en otro mundo, su primer concierto y desde la primera nota estaba tocando el cielo, aunque corrí el riesgo de quedarme solo cuando un grupo me llevó para hacer el baile del pato mientras a él le cogieron unos australianos con su bandera en la primera canción. Luego en Hell Ain´t Bad Place To Be nos volvimos a encontrar por suerte.

Con Thunderstruck ya llegué al cielo más infinito, cantar “thunder” a todo trapo todo el Palacio de los Deportes fue una de las cosas más grandes que haya vivido en mi puta vida, Shot Down IN Flames fue otro momentazo, vivir por primera vez el Streaptase de Angus y ese pedazo de solo que se marca es demasiado grande. El sonido retumbaba en mi cabeza (aunque podía haber sonado mejor). Estaba viviendo un verdadero vendaval.

¿El mejor momento del concierto? TNT. Otro de los momentos que se me han grabado con sangre. Ver a todo el mundo saltando y gritando “oi! oi!” es quizá de lo más impactante y genial que puedan ver tus ojos, yo ya estaba muerto, con el sudor de mi camiseta podía llenar varios calderos, mi largo pelo no era molestia para hacer headbanging y me dolían los dedos de tanto hacer los cuernecitos… La campana de Hells Bells me causó la mayor sonrisa que jamás haya dado.

Dos detalles: de las del Black Ice, además de Rock N’ Roll Train, fueron grandes Anything Goes al lado de You Shook Me All Night Long (de los mejores momentos del concierto) dejando claro que ahí AC/DC tienen una obra maestra, y WAr Machine, temazo, que animó a los superjevilones que tenía por delante y por detrás. Big Jack fue sin duda la canción más floja del concierto y Black Ice aguantó el tipo de buena forma.

En Whole Lotta Rosie tuve que hacer un sacrilegio. Parar. No podía más. Me quedé quieto a disfrutar del momento. Si algo hice air guitar en el último solo además de mover las piernas frenéticamente en el segundo solo. E Hice bien: porque ahí llegó el momento que se me va a quedar para toda mi vida. Let There Be Rock. Wow. Ver a Angus subirse a la plataforma, hacer su largo solo, hacer la rueda, llegar corriendo al escenario, subirse arriba, salir en la pantalla grande, señalarnos, gritarnos, señalarnos, gritarnos, mientras tocaba notas celestiales (mejor dicho, demoniacas) con su guitarra. Ya me podía morir ahí, ya había vivido todo.

Por último llegaron los bises que ya terminaron de dejarme en el nirvana: una efectiva Highway to Hell dejó paso a los cañones de For Those About To Rock, una canción que desde que ves en directo te suena diferente. En ese momento me pareció la mejor canción de la historia y ahora me podría parecer de las mejores. Empiezan a sonar sus notas en cualquier sitio y mi cuerpo se contrae, el recuerdo de concierto me llega y empiezo a motivarme solo.

Después de 2 horas, terminó el concierto, salí de los primeros, pagué 3 euros por una cocacola y me senté fuera, reflexionando, mientras veía pasar a la gente. había vivido un momento único. Miré a mi compañero que estaba en una situación parecida a la mía. Me levanté y me fuí, como si hubiera estado en el paraíso y luego habría vuelto a la tierra, a donde viven los mortales que no han visto a AC/DC. Pobres de ellos.

Anuncios

CRÍTICA RED LIGHT FEVER

Posted in Críticas with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on marzo 2, 2009 by Johny Kashmir

 

hot-leg-red-light-fever-460551

Ha vuelto Justin Hawkins. Más conocido como la última esperanza del rock n’ roll, el heredero de Freddie Mercury, la respuesta a la corriente emo, el hombre que destrozó los tímpanos con su falsete a lo castratti. El líder de la que iba a ser la última gran banda rockera, The Darkness, que aparecieron tan rápido como desaparecieron, dejando una repercusión increíble en Inglaterra y un inicial conocimiento en el resto del mundo gracias a canciones como I Believe In a Thing Called Love, Love Is Only a Feeling o el villancico Christmas Time, además de 6 discos de platino con su obra maestra Permission To Land de 2003.

Bueno, pues después de dejar el grupo por culpa de las malditas drogas y de pasar 3 años desaparecido, ha juntado nueva banda, Hot Leg, como adelantamos en este blog, con Pete Rinaldi como guitarra , Samuel SJ Stokes como bajista y Darby Todd como batería, además del propio Justin como cantante y guitarra. Os digo los nombres porque me da un nosequé de que hay que ir acordándose de ellos, ya que la reunión de los Darkness es sencillamente IMPOSIBLE. Justin está a gusto con su nuevo grupo y aún encima, se ha propuesto llegar al estrellato, así que no solo ha sacado al mercado este disco, sino que también ha prometido otro para inicios del próximo año.

Justin quiere ser la última gran rock star y su primera carta es este disco que salió el 9 de Febrero en Inglaterra y el 17 de Febrero en EEUU y que ha debutado, a falta de single que sale el 2 de Marzo, en puestos normaluchos de la lista inglesa (sin casi promoción) y que yo, por otra parte, creo que va a llegar a ser un bombazo comercial. Porque The Darkness fueron un bombazo comercial, y porque Justin ERA The DArkness.

Después de oir los dos discos, el de Hot leg y el de Stone Gods, no tengo ninguna duda: todo lo bueno de The Darkness está en Red Light Fever, y por si fuera poco, manteniendo el nivel. Melodías y melodías con tonos de falsete, tonos operísticos y mucho, mucho hard rock y glam, además de un dote totalmente ochentero. Diversión a raudales y un aire cómico inigualable. Un disco bastante regular donde prácticamente todo el disco mantiene un nivel altísimo. La verdad es que yo no me esperaba ni de lejos que Justin se sacara un disco semejante de la manga.

CANCIÓN A CANCIÓN

El comienzo con Chickens es quizá lo más pasado de rosca que haya hecho Justin, pero es que escucharla por primera vez da hasta alguna risita y luego te matará, se te quedará clavada y darán ganas de aplaudir. Comienzo a lo Black Shuck para luego dejar un estribillo puramente operístico y un final de canción espectacular, bastante cómico, una mezcla basta entre Queen y Sparks. Increible.

La siguiente es según mi visión el single definitivo del disco. Digamos que Justin primero va a presentar el disco, luego a ponerlo en un sitio bastante decente con Cocktails y al final para petarlo esta canción, You Can´t Hurt Me Any More, heredera totalmente de I Believe in a Thing Called Love y One Way Ticket, comienzo super AC/DC y un estribillo incluso bailable, hard rock puro y duro, de lo más comercial que jamás haya hecho Justin. Un verdadero temazo.

Ashamed era la canción con la que Hawkins quería llegar a Eurovisión, cantada a coros con una cantante inglesa (que ahora no recuerdo el nombre), que es puro espectáculo, un duelo entre los dos bastante interesante. ¡Que pasada de canción! De corta duración (de duración eurovisiana, es decir, 3 minutos) llega I´ve Met Jesus, el single de navidad, letra divertida (“no me puede ir mejor en la vida, tengo un trabajo, tengo un coche, tengo una chica (…) he descubierto a Jesus”) y una guitarra muy Aerosmithiana haciendo un punteo bastante bueno.

Trojan Guitar fue la primera canción que Hot Leg nos adelantaron, de tono medieval y épico, recuerda mucho a Hazel Eyes del One Way Ticket, parecería sacada de ese disco si me apuráis. Un ritmo muy guitarrero, un aire Queen que resopla en todo el disco y si, ¡el único tema superior a los 4 minutos! En concreto 5, y es una canción superguitarrera.

Justin es un genio puro y duro: si no no se explica que Cocktails se pegue más que el Superglue, canción que huele a 80´s ya desde el comienzo con sintetizador, reúne todo lo que tenía The Darkness y lo que contiene este disco: melodías muy preparadas, aunque simples, ganas de buen rock n’ roll, mucha, mucha diversión (el estribillo de la canción es un juego de palabras, Cock-tails, polla-cola) y la demostración que Justin es de los mejores compositores de comienzos del siglo XXI. 4 minutos de puro chicle.

Gay in the 80´s aún huele más a los ochenta y aún es más divertida (y también se pega mucho, cuidado donde la cantáis…). Parece puramente sacada del Pump de Aerosmith, ya que tiene un aire muy a Monkey On My Back. Después de ella, el primer bajón del disco, Prima Donna (donde, por cierto, el trabajo vocal de Justin es impecable) donde las estrofas tenían que haber estado más trabajadas y le salva un gran final y un gran trabajo de guitarra.

Whichever Way You Wanna Give It es de las más darknessianas del disco, un comienzo atronador, un ritmo muy “roto” por así decirlo con la guitarra y el mejor estribillo del disco. Vuelve a subir el nivel después de Prima Donna, y bastante. Sin duda de lo mejor del disco, pero es que eso son 8 canciones, así que…

Y ya, para el final, lo más excelso que jamás haya hecho Justin Hawkins: Kissing In The Wind, la primera balada del disco, que incluso suena ¡¡ Un Clave!! después de un estribillo y unas estrofas super excesivas, una pequeñita joya, una monstruosidad digna de un genio.

Así que demos todos un gran aplauso al bueno de Justin por superarse a si mismo, mejorando como cantante (¡menudos tonos de voz en el disco, el mejor momento vocal de Justin de su historia!) cuando ya era grandísimo, mejorando como guitarra (prueba de ello es Chickens) y mejorando como escritor, superando con este CD al más ambicioso One Way Ticket (al Permission To Land no, eso es casi imposible) con un disco de grandísimo nivel donde Justin te hará divertirte y disfrutar de un hard rock glamizzado (ellos lo han llamado Man Rock) de una manera que muy pocas bandas lo harán. Bienvenido, Justin. Te echábamos de menos.

CANCIÓN DEL DISCO: Chickens, You Can´t Hurt Me Any More y Cocktails.

LO PEOR DEL DISCO: Algunos momentos de Prima Donna.

NOTA: 9/10

LO MEJOR DEL 2008

Posted in Críticas, rock with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on diciembre 31, 2008 by Johny Kashmir

Para despedir el año, aquí está mi lista de los 10 mejores discos del 2008. Espero que os guste.

gnrchinesedemocracy1

1- GUNS N´ROSES – Chinese Democracy

Un total cambio de estilo, una vuelca de tuerca total: el esperado y ansiado disco de Guns N’ Roses por fin llegó a nuestras manos tras una espera de 14 años… no los merece, pero sigue siendo una puerta de entrada a un camino a seguir de Axl. Suena fresco, innovador, con ganas de experimentar, con mucha grandilocuencia… y sin duda con obras maestras como Street Of Dreams, There Was A Time o This I Love, que hasta el más criticón habrá calificado como temazos.

A la espera del vídeo oficial de Better que va a llegar muy pronto, creo que la cifra de ventas rondaba ya el millón.

NOTA: 10

digoutyoursoul

2- OASIS – Dig It Your Soul

Tremendo disco de la banda comandada por los hermanos Gallagher, superando la barrera de sus últimos discos, más mediocres e irregulares, y creando un disco completo, compacto, regular, agradable, de una mezcla entre pop, rock, ácido, psicodelia y brit-pop. Canciones como The Shock Of The lightning, Bag It Up o Falling Down son de lo mejorcito que ha compuesto Oasis en tiempo. Sin duda un disco para dejarse atrás prejuicios y dejarse llevar por un viaje con los hermanos Gallagher.

NOTA: 9

motleycruesaintsof

3- MOTLEY CRÜE – Saints Of Los Angeles

El regreso de los Motley Crüe, 8 años después de su New Tattoo, ha sido toda una sorpresa: un disco lleno de canciones tremendas, llenas de fuerza y emoción y con ese carismático toque de los Motley que las hacen tan pegadizas y atractivas. Saints Of Los Angeles, Motherfucker of the year, Down At The Whiskey, The animal in me o Face Down in Dirt son verdaderos temazos de muy alta categoría, en el mejor disco de Motley desde esa obra maestra llamada Dr. Feelgood.

NOTA: 8´75

raconteurs_-_consolers_of_the_lonely

4- THE RACONTEURS – Consoler Of The Lonely

Soy un gran enamorado de Jack White y de los White Stripes pero admito que no esperaba nada del nuevo de los Raconteurs, y sin duda, la sorpresa del año (bueno, nunca sorprende ver a Jack haciendo algo bueno) y un disco que obliga a oir y oir… Al toque de rock alternativo, country y folk que oíamos en el primer disco de la banda, en este un toque más visceral y caótico le crea un sonido mucho más moderno, actual, elegante y atractivo. Canciones como Consoler Of The Lonely, Salute Your Solution,  You Don´t Understand Me, la enorme Top Yourself o Five in the five, con el toque de Brendan Brenson y el reconocible y enorme toque de Jack White suenan a gloria bendita.

NOTA: 8´75

black_ice_cover

5- AC/DC – Black Ice

8 años después del notable Stiff Upper Lip, AC/DC nos regalan su mejor disco quizás… desde el Back In Black, y sin exagerar. Rock N’ Roll Train es ya un clásico (el último) de la banda, Anything Goes es una de las mejores canciones que han compuesto, War Machine es un temazo, Rock N’ Roll Dream de lo mejorcito del año, Black Ice un tema, que si no es el típico single de AC/DC, te obliga a escucharlo y escucharlo… quizá el disco que más incluye esa receta que tiene AC/DC para hacer que una canción se oiga en medio mundo, vender millones de discos y gustar a todo el mundo.

NOTA: 8´75

61721f

6- THE MARS VOLTA – Bedlam In Goliath

Si hay que agradecer a Omar y compañía es que siempre mantengan un nivel en todos sus discos. Y, madre mía, que nivel. Superior sin duda al Amputecthure y cerquita del Frances The Mute, y ya creo que he dicho demasiado. Wax Simulacra… Ilyena… un disco genial, claramente influenciado por esa Ouija que creó toda la historia del disco. Hay que aplaudir a este grupo y pedirles que mantengan este estupendo nivel.

NOTA: 8´5

7- METALLICA – Death Magnetic

Otro gran regreso, tras el no querido St. Anger (que, ojo, todo el mundo odia porque NO se parece a Metallica, en un intento “fallido” de experimentar con el nuevo metal) Metallica echa para atrás en su camino de experimentación y de originalidad e intenta hacer lo que antes mejor le salía, un thrash metal duro de buenas melodías. El disco puede sonar en ocasiones a batiburrillo y a poca creatividad, pero sin duda este es el disco que tenía que haber salido después del Black Album. Aunque resulta excesiva esa “The Unforgiven III” (de la que todo el mundo reniega por el nombre), hay verdaderos temazos como “All nightmare Long” “Cyanide” “The Judas Kiss” y la instrumental, y, sobre todo, la enorme “The Day That Never Comes”, la mejor canción de Metallica en 15 años, en ese tono ascendente a lo One que tan bien saben hacer.

NOTA: 7´5

8- NINE INCH NAILS – The Slip

Quizá el disco más simple de NIN. Quizá el disco donde más parece una banda NIN, al intervenir el resto del grupo en alguna canción hablando compositivamente, cosa que hasta ahora no había pasado. Después del sobresaliente Year Zero y el fallido Ghost I-IV, Trent Reznor nos regala (vía internet) un disco bastante digno del nombre de la banda, con canciones tremendísimas como Echoplex, que es para quitarse el sombrero, 1.000.000, de un ritmo muy atrevido, o el single Discipline, más comercial que lo que nos tiene acostumbrados Trent, pero un temazo.

NOTA: 7´5

9- BUCKCHERRY – Black Butterfly

Buckcherry quieren anclarse en una fórmula y no salir de ahí. En Time Bomb seguían la fórmula de Buckcherry, sin ningún tipo de éxito porque, claramente, el otro era mejor, ya que sonaba mucho más novedoso y con mayor capacidad de sorpresa. Con este ha pasado algo parecido, pero con mejores resultados, aunque, como el Time Bomb, no ha superado a su antecesor. Acusa la falta de un supertemazo Buckcherry como Lit Up, Ridin o Crazy Bitch, pero no importa mucho, porque están temas como Too Drunk Too Fuck o  Rescue Me que son verdaderos temazos. Otros temas bastante destacables son Dreams, Talk to me, Don´t Go Away, Fallout, o Cream. El resto ronda entre la paja y entre el aprobado raspado.

De todas formas, un muy buen disco de una banda que necesita como el comer despegar de una vez.

NOTA: 7´5 

10- MGMT – Oracullar Spectacullar

El podium indie de este año lo forman estos, el nuevo de Portishead (que aún no he escuchado y eso que le tengo ganas, y el de Sigur Ros. MGMT, neoyorkinos, hacen una música atrayente, hipnótica, mezclando un montón de estilos. Uno de esos grupos inclasificables que te da vergüenza enseñar. Canciones como Kids, Weekend Wars, Electric Feel o el single Time To Pretend, extrañísimas (para mí sobre todo, que no estoy metido en este tipo de música), superbailables…

NOTA: 7

CRÍTICA DIG IT YOUR SOUL

Posted in Críticas with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on diciembre 30, 2008 by Johny Kashmir

Oasis es uno de esos grupos que son difíciles de clasificar, que siempre renegas de ellos pero que cada vez que oyes discos como Morning Glory te hacen pensar que son los herederos de los  Beatles, que son un grupazo y que ya pueden decir misa los demás pero que bien lo estás pasando escuchando el disco, suena a gloria. Esta sensación dura dos discos, porque después, el camino te lleva a renegar de ellos, discos irregulares, altibajos claros, melodías demasiado llevadas al extremo y melodías demasiado simples, esta canción me gusta, esta canción no…

No se podía esperar nada de este nuevo disco, un servidor no esperaba nada, es más, ni se lo pensaba oir, haciendo gala de esos ataques de orgullo rockero, de ¿que hago escuchando esto cuando está el nuevo disco de los Motley en la calle y tengo tanto disco pendiente?, pero en una acción de la que me lleno de orgullo, me lo descargué, me lo escuché y me encantó.

Hasta a los que siempre reniegan de ellos les parecerá algo más este disco que, lejos de llegar al nivel de esas dos obras maestras con las que empezaron su carrera, si consigue superar al resto de obras con maestría y un pop-rock bastante influenciado por la música llena de ácido de finales de los 60, además de que, en muchas ocasiones y por mucho que sean los superherederos de los Beatles, recuerdan a los Stones, Who, Cream, Marc Bolan, etc.

Ese ataque de ácido crea un disco psicodélico, enganchador, que te lleva a un viaje alucinado como si droga fuera, con canciones tan grandes como el simple, pero tremendo comienzo de Bag It Up, el ritmo trepidante de The Turning, el tremendo y ascendente “Waiting for the rapture”,  la super pegadiza y tremenda “The Shock of the lightning”  de Noel Gallagher, de esos superhimnos que tiene Oasis que nos hace cantar y cantar, si el “Come in, Come Out, Come In, Come Out tonight” no se te queda pegado como si super glue se tratara, muy pocas cosas lo harán.  

“I´m Outta Time” es de esas canciones que huelen a single desde que las oyes, balada algo más típica de Oasis de Liam Gallagher, canción que lleva sobre sus hombros, mejor dicho, sobre su voz, que sostenta uno de los temazos del añó y un nuevo clásico de Oasis.

Lejos de venirse abajo, canciones como la beatlerera (Get Off Your) High Horse Lady, o Falling Down, impregnadas de ácido, psicodelia, que parecen sacadas del Sgt. Peppers. Falling Down tiene, por obligación, que ser el tercer single, es un tema tremendo, increíble, trepidante, que puede ser un nuevo clásico de Oasis sin ninguna duda, el tema más tranquilo, pero a la vez el más atrayente del disco.

Una vez después de esto, nada te sonará igual y el aparente bajón que es “To Be Where There´s Life” , que no es un mal tema, es un muy buen tema, lleno de ritmo, pero luego de esas 4 canciones seguidas llenas de tremendismo te sabe a poco. “Ain´t Got Nothin”, en todas las críticas que he leído se la han pasado por el forro del pantalón, el tema más directo del disco, una bomba de riff machacón, muy corto, que te deja con buen gusto. El final con Soldier On, sigue con el tópico del disco de melodía increíble y machacona, y bueno, tópico que se puede extender a toda la carrera de Oasis. No se cuantas veces se oye “Soldier On” en la canción, que se va diluyendo, como los segundos antes de dormir o los instantes después de algo que te haya dejado extasiado, una vuelta a la relajación y a la vida normal.

Para mí, en el podium de los mejores discos del año, un disco bastante fácil de digerir y, como está bien claro, en un acierto, no dirigido exclusivamente a los fans de la banda. Yo no lo soy, y anda que no he gozado con él.

CRÍTICA SAINTS OF LOS ANGELES

Posted in Críticas with tags , , , , , , , , , , , , , on diciembre 10, 2008 by Johny Kashmir

2446311677_b2cd8a0a9f

Este verano hemos vivido el regreso tras 8 años sin disco de estudio de una de las mayores bandas de hard rock, los Mötley Crüe, con su Saints Of Los Angeles, que sin duda es el mejor trabajo de la banda desde aquel genial Dr. Feelgood, uno de mis discos favoritos.

Un disco maduro, autobiográfico, que repasa en sus duras letra algo así como la historia del grupo. La mayoría de las canciones están compuestas por ese dios llamado Nikki Sixx, acompañado de Martin Frederiksen, DJ Ashba y James Michael y en ocasiones de Mick Mars, crean unas composiciones que nos muestran a unos Motley más hechos a los nuevos tiempos, en algunas canciones rozando el heavy metal, y demostrando que siguen siendo genios a la hora de crear estribillos apabullantes.

Un disco que cuenta con mucha caña, que no te dejará ni respirar desde que empieza hasta que  45 minutos después finaliza. Aunque su mayor problema (y quizá el único) que se le pueda criticar es que se puede hacer pesado ya que varias veces se repite los esquemas de las canciones. Pero son los Mötley Crüe y eso es algo que se perdona.

El comienzo del álbum es lo más destacable en un álbum muy regular donde todas las composiciones son buenas: el sexteto de canciones que forman Face Down on Dirt – Where is gonna take – down at the whiskey – saints of los angeles- motherfucker of the year – the animal in me es uno de los mejores momentos de rock que ha deparado el año, destacando el single, de los mejores temas que ha sacado Mötley Crüe. 6 canciones de sobresaliente enormes, cuya única respuesta que puedas hacer es el símbolo de los cuernitos o mover la cabeza rozando la rotura. Face Down on Dirt es mi tema favorito, increíble con ese comienzo en tono ascendente y ese estribillo tan divertido, atrapador, del que no te puedes despegar. También merece mención Motherfucker Of The Year, que demuestra la buena forma en la que está el grupo.

El resto es más normal, se baja un poco la calidad, aun así hay canciones como Just Another Psycho o White Trash Circus que son puros temazos.

Aunque no llega a la altura de sus obras magnas, Saints Of Los Angeles, SOLA, es uno de los mejores discos del año y un soplo de viento a favor de la banda, que consigue recuperar esa repercusión mundial con un disco lleno de momentos que te harán levantarte de la silla y ponerte a dar saltos en el salón. SOLA es lo que todo grupo cuyos años de gloria ya han pasado soñaría con hacer.

1

Y ahora, a esperar, si, tras la negativa de Vince Neil a venir a España ya que no se vendieron suficientes entradas de su espectáculo en solitario, Motley Crüe se animan a venir a España. Se rumorea que pueda estar en el Kobetasonic o en el Azkena Rock si este al final se hace en Junio. Sea donde sea, allí iremos para ver a estos grandes del hard rock.

NOTA: 8´5