Archivos para and

VAN HALEN: WOMEN AND CHILDREN FIRST

Posted in Van Halen with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on octubre 13, 2009 by Johny Kashmir

Podéis seguir las charlas de Van halen en el foro del Azkena Rock en:

http://azkenarockfestival2.foroes.net/la-plazoleta-f13/eddie-van-basten-davids-lee-roth-van-der-halen-esta-semana-fair-warning-critica-y-charla-t12064-280.htm?highlight=van+halen

 

WOMEN AND CHILDREN FIRST
(1980)
VAN HALEN
1- And The Cradle Will Rock
2- Everybody Want Some
3- Fools
4- Romeo Delight
5- Tora! Tora!
6- Loss Of Control
7- Take Your Whiskey Home
8- Could This Be Magic?
9- In a Simple Rhyme

Después de Van Halen II y de una grandiosa gira que dejó conciertos para el recuerdo como el de Seattle, Van Halen en 1980 eran los dioses del rock n’ roll estadounidense, quitándole el trono a unos Aero a medio separar y en pleno ataque drogadicto. Las chicas se morían por Diamond Dave, su larga y cuidada melena rubia, mientras los jóvenes estadounidenses admiraban el sonido de la guitarra de Eddie. La popularidad del grupo había llegado a cotas completamente inesperadas 3 años antes. Y eso había que aprovecharlo.
Así llegó este Women and Children Firts que salió el 26 de marzo 1980, debutando en el puesto nº 6 en el Billboard. En este disco se aprecia un cambio, no radical, pero cambio, en las canciones de Van Halen, menos inspiradas en el rock n’ roll cincuentero (aunque seguían siendo, descaradamente, un rock n’ roll acelerado) y más tomando un esquema que no dejarían en ninguno de los posteriores discos. Porque este disco es bastante comercial al reunir todo lo que el público pedía de un grupo como Van Halen, pero sin embargo poco tiene que ver con su antecesor, Van Halen II. Sin duda en este disco se vuelve más protagonista Eddie Van Halen, que sin duda en este disco hace algunas de sus mejores aportaciones. Quizá el disco donde más sobresale, no hay más que escuchar el solo de Everybody Want Some, Fools, Loss Of Control, etc. David Lee Roth está al nivel de siempre, Alex Van halen roza la genialidad en algún momento y Michael Anthony sobresale en algún momento sobre el resto con su bajo.
Qué decir de este disco. Pues al que escribe fue siempre el que menos le gustaba de los primeros 6 con David Lee Roth, pero luego me mató, me abrió la cabeza y su sonido me volvió loco. Sin duda es uno de sus discos más destacables, con un nivel medio bastante alto, aunque también es el disco que menos hits contiene para los recopilatorios, pero muchas de estas canciones quedan, para los fans de la banda, como las mejores de una banda increíble.

Como en Van Halen I, un sintetizador, a través de un amplificador Marshall, abre el disco en la inmensa …And the Cradle Will Rock, canción que fue single del disco pero que sin embargo no logró el efecto de Runnin With The Devil o Dance The Night Away. Uno de los temas más pegadizos de Van Halen, cuenta con el que para el parecer del que escribe esta crítica el mejor solo que jamás haya hecho Eddie Van Halen, sin ser del nada del otro mundo su gracia reside en lo oportuno que es, un gran aporte a un tema de esquemas fijos. El estribillo se te queda en la cabeza para siempre. El final del tema puede recordar a Ain Talkin About Love.


El grito descendente de David Lee Roth deja paso a una simulación de tambores africanos, con David gritando a lo Tarzan. Poco a poco entra la guitarra de Eddie. Si ese comienzo no te ha dejado patidifuso, nada ni nadie lo hará, porque estamos con uno de los temas claves de la historia de Van Halen, Everybody Want Some, con alguno de los momentos más álgidos de la banda, como esa entrada del riff de Eddie en medio del marcado ritmo. Estrofas lentas, estribllo single y coreable, no se puede pedir más a un grandísimo tema, que, sí, también cuenta con un más que destacable solo de Eddie, puro espectáculo. El final es orgasmo puro: Lee Roth con su “Everybody, Want Someee, Everybody, Neeed Someeee” en una coda in crescendo majestuosa, un ritmo marcadísimo y unas ganas de dislocarse el cuerpo entero bailando mientras suena inimaginables.
Fools, como el disco entero, respira aire Zeppeliano por los cuatro costados, empezando con su comienzo, solo de Eddie acompañado de un Diamond Dave muy a lo Robert Plant, en una increíble interpretación, hasta que llega un riff denso y marcado que terminan de romper la entrada de Anthony y Alex Van Halen, rock n’ roll acelerado marca de la casa, un álgido tema que cuenta con un más que pegadizo estribillo y un poderoso preestribillo con coros made in Van Halen. Un Michael Anthony perfecto, destaca bastante su bajo en este enorme tema.
Romeo Delight abriría los conciertos de la banda durante varios años, un tema poderoso, rápido, con un (sorpresa!) increíble final in crescendo que te vuelve loco. El tema es el favorito de muchos de los fans de la banda, y no es para menos: cuenta con dos estribillos que llegan después de unas marcadísimas estrofas hasta que la guitarra de Eddie abre el “Baby please, can’t take it anymore..”. Repito, la recta final de este tema, con su parte rítmica con un David Lee Roth sacando lo más melódico que tenga su voz hasta que el atronador estribillo llega es uno de los momentos más grandes de la historia de Van halen.

Tora Tora! es una introducción que no se toma en serio ni a si misma para Loss Of Control, una canción que admito que en un principio no me gustó nada, pero que luego me voló la cabeza, Van Halen dan su particular aportación al estilo que estaba naciendo por aquel entonces, el heavy metal, que si básicametne el heavy es rock acelerado, Loss Of Control es un rock n’ roll más que acelerado, de baile frenético y con un increíble Eddie Van Halen que lleva el solito el tema entero. El estribillo es algo histriónico y puede que para algun oído inaguantable, pero sin duda una joya oculta de Van Halen que por aquella época siempre se guardaban como un plato antes del postre en sus conciertos.
Take Your Whiskey Home es un sorprendente cambio para los que escuchen por primera vez dicho disco, ya que pilla por sorpresa la sureña guitarra clásica de Eddie. Eso es solo el primer minuto de la canción, ya que después nos regalan un hardrockeo vacilón y divertido, con una más que agradable parte rítmica. Uno de los mejores riffs del disco. En esta canción destaca notablemente la voz quebrada de Diamond Dave, haciendo una de sus mejores actuaciones.
Could This Be Magic? que respira folclore americano sin parar, un country rock muy heredado de Led Zeppelin. El tema en sí parece hijo de Bron-Y-Aur-Stomp. Uno de los mejores temas del disco, siempre es agradable ver una gran banda acoplándose a otro estilo con total exito e imponiéndo su sonido propio. La canción parece hecha para ir a trabajar cantándola en el coche.
El increíble final de este disco corre al cargo de una canción semejante a Women In Love, una canción que la banda ha desterrado desde que salió el disco ya que se cuentan como poquísimas las veces que la abran tocado en directo. Pues es una pena porque sin duda In a Simple Rhyme, con la melódica guitarra de Eddie al comienzo y luego unas frenéticas estrofas tras la entrada de Alex con su batería y David cantando al amor, es uno de los temas más destacables de la carrera de Van halen. A mí personalmente me recuerda a Lord Of The Thigts de Aerosmith, pero bueno, impresiones mías. La aportación de Michael Anthony al estribillo la hace todavía más grande.
Sin duda un broche de oro (siempre Van halen se guardan una joyita para el final) para un disco sobresaliente, con algún momento rozando la obra maestra y con canciones que no deben faltar en ningún recopilatorio de la banda ni en ningún sitio, hits como Everybody Want Some se te quedarán clavados para siempre y, como en el caso del disco entero, te dejará un grandísimo sabor de boca, ese sabor que dejan los discos de Van Halen, esas ganas de volver a ponerlo y volver a bailar, loss of control.

 

ENLACE

http://rapidshare.com/files/273486371/VH_WACF.rar

Password: SFP

(En caso que no vaya, comunicar en un comentario y se renovará)

LO MEJOR DEL 2008

Posted in Críticas, rock with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on diciembre 31, 2008 by Johny Kashmir

Para despedir el año, aquí está mi lista de los 10 mejores discos del 2008. Espero que os guste.

gnrchinesedemocracy1

1- GUNS N´ROSES – Chinese Democracy

Un total cambio de estilo, una vuelca de tuerca total: el esperado y ansiado disco de Guns N’ Roses por fin llegó a nuestras manos tras una espera de 14 años… no los merece, pero sigue siendo una puerta de entrada a un camino a seguir de Axl. Suena fresco, innovador, con ganas de experimentar, con mucha grandilocuencia… y sin duda con obras maestras como Street Of Dreams, There Was A Time o This I Love, que hasta el más criticón habrá calificado como temazos.

A la espera del vídeo oficial de Better que va a llegar muy pronto, creo que la cifra de ventas rondaba ya el millón.

NOTA: 10

digoutyoursoul

2- OASIS – Dig It Your Soul

Tremendo disco de la banda comandada por los hermanos Gallagher, superando la barrera de sus últimos discos, más mediocres e irregulares, y creando un disco completo, compacto, regular, agradable, de una mezcla entre pop, rock, ácido, psicodelia y brit-pop. Canciones como The Shock Of The lightning, Bag It Up o Falling Down son de lo mejorcito que ha compuesto Oasis en tiempo. Sin duda un disco para dejarse atrás prejuicios y dejarse llevar por un viaje con los hermanos Gallagher.

NOTA: 9

motleycruesaintsof

3- MOTLEY CRÜE – Saints Of Los Angeles

El regreso de los Motley Crüe, 8 años después de su New Tattoo, ha sido toda una sorpresa: un disco lleno de canciones tremendas, llenas de fuerza y emoción y con ese carismático toque de los Motley que las hacen tan pegadizas y atractivas. Saints Of Los Angeles, Motherfucker of the year, Down At The Whiskey, The animal in me o Face Down in Dirt son verdaderos temazos de muy alta categoría, en el mejor disco de Motley desde esa obra maestra llamada Dr. Feelgood.

NOTA: 8´75

raconteurs_-_consolers_of_the_lonely

4- THE RACONTEURS – Consoler Of The Lonely

Soy un gran enamorado de Jack White y de los White Stripes pero admito que no esperaba nada del nuevo de los Raconteurs, y sin duda, la sorpresa del año (bueno, nunca sorprende ver a Jack haciendo algo bueno) y un disco que obliga a oir y oir… Al toque de rock alternativo, country y folk que oíamos en el primer disco de la banda, en este un toque más visceral y caótico le crea un sonido mucho más moderno, actual, elegante y atractivo. Canciones como Consoler Of The Lonely, Salute Your Solution,  You Don´t Understand Me, la enorme Top Yourself o Five in the five, con el toque de Brendan Brenson y el reconocible y enorme toque de Jack White suenan a gloria bendita.

NOTA: 8´75

black_ice_cover

5- AC/DC – Black Ice

8 años después del notable Stiff Upper Lip, AC/DC nos regalan su mejor disco quizás… desde el Back In Black, y sin exagerar. Rock N’ Roll Train es ya un clásico (el último) de la banda, Anything Goes es una de las mejores canciones que han compuesto, War Machine es un temazo, Rock N’ Roll Dream de lo mejorcito del año, Black Ice un tema, que si no es el típico single de AC/DC, te obliga a escucharlo y escucharlo… quizá el disco que más incluye esa receta que tiene AC/DC para hacer que una canción se oiga en medio mundo, vender millones de discos y gustar a todo el mundo.

NOTA: 8´75

61721f

6- THE MARS VOLTA – Bedlam In Goliath

Si hay que agradecer a Omar y compañía es que siempre mantengan un nivel en todos sus discos. Y, madre mía, que nivel. Superior sin duda al Amputecthure y cerquita del Frances The Mute, y ya creo que he dicho demasiado. Wax Simulacra… Ilyena… un disco genial, claramente influenciado por esa Ouija que creó toda la historia del disco. Hay que aplaudir a este grupo y pedirles que mantengan este estupendo nivel.

NOTA: 8´5

7- METALLICA – Death Magnetic

Otro gran regreso, tras el no querido St. Anger (que, ojo, todo el mundo odia porque NO se parece a Metallica, en un intento “fallido” de experimentar con el nuevo metal) Metallica echa para atrás en su camino de experimentación y de originalidad e intenta hacer lo que antes mejor le salía, un thrash metal duro de buenas melodías. El disco puede sonar en ocasiones a batiburrillo y a poca creatividad, pero sin duda este es el disco que tenía que haber salido después del Black Album. Aunque resulta excesiva esa “The Unforgiven III” (de la que todo el mundo reniega por el nombre), hay verdaderos temazos como “All nightmare Long” “Cyanide” “The Judas Kiss” y la instrumental, y, sobre todo, la enorme “The Day That Never Comes”, la mejor canción de Metallica en 15 años, en ese tono ascendente a lo One que tan bien saben hacer.

NOTA: 7´5

8- NINE INCH NAILS – The Slip

Quizá el disco más simple de NIN. Quizá el disco donde más parece una banda NIN, al intervenir el resto del grupo en alguna canción hablando compositivamente, cosa que hasta ahora no había pasado. Después del sobresaliente Year Zero y el fallido Ghost I-IV, Trent Reznor nos regala (vía internet) un disco bastante digno del nombre de la banda, con canciones tremendísimas como Echoplex, que es para quitarse el sombrero, 1.000.000, de un ritmo muy atrevido, o el single Discipline, más comercial que lo que nos tiene acostumbrados Trent, pero un temazo.

NOTA: 7´5

9- BUCKCHERRY – Black Butterfly

Buckcherry quieren anclarse en una fórmula y no salir de ahí. En Time Bomb seguían la fórmula de Buckcherry, sin ningún tipo de éxito porque, claramente, el otro era mejor, ya que sonaba mucho más novedoso y con mayor capacidad de sorpresa. Con este ha pasado algo parecido, pero con mejores resultados, aunque, como el Time Bomb, no ha superado a su antecesor. Acusa la falta de un supertemazo Buckcherry como Lit Up, Ridin o Crazy Bitch, pero no importa mucho, porque están temas como Too Drunk Too Fuck o  Rescue Me que son verdaderos temazos. Otros temas bastante destacables son Dreams, Talk to me, Don´t Go Away, Fallout, o Cream. El resto ronda entre la paja y entre el aprobado raspado.

De todas formas, un muy buen disco de una banda que necesita como el comer despegar de una vez.

NOTA: 7´5 

10- MGMT – Oracullar Spectacullar

El podium indie de este año lo forman estos, el nuevo de Portishead (que aún no he escuchado y eso que le tengo ganas, y el de Sigur Ros. MGMT, neoyorkinos, hacen una música atrayente, hipnótica, mezclando un montón de estilos. Uno de esos grupos inclasificables que te da vergüenza enseñar. Canciones como Kids, Weekend Wars, Electric Feel o el single Time To Pretend, extrañísimas (para mí sobre todo, que no estoy metido en este tipo de música), superbailables…

NOTA: 7

CRÍTICA CHINESE DEMOCRACY

Posted in rock with tags , , , , , , , , , , , , , on diciembre 8, 2008 by Johny Kashmir

gnrchinesedemocracy

¿Estamos preparados para el chinese Democracy? Es la pregunta que más me he hecho estos días, ¿realmente el mundo musical está preparado para este disco?
Imagino que todos aquellos que hayan escuchado el disco por vez primera se hayan visto sorprendidos y con los ojos salidos de las órbitas, lo considero normal. Bueno, si se pude considerar normal algo.

Nos encontramos con un disco que suena completamente nuevo, y, que a la vez, suena desfasado, con una producción excelsa y excesiva, creando un sonido completamente atípico y donde pueden llegar a sonar 6 guitarras a la vez. También es un disco que sorprende gracias a la libertad creativa que ha tenido Axl, al no tener alguien que le contradiga o que sea un contrapunto suyo.
Se demuestra claramente con este disco las marcadas influencias muy abiertas de Axl Rose, una de las principales diferencias con el resto de componentes de los viejos GNR. Axl está claro que no se ha parado solo en el hard rock y siempre ha ido buscando una evolución: en este disco hay ramazos de NIN, de Nu Metal, de The KLF, de Chill Out, de música electrónica y de Elton John. Una mezcla verdaderamente explosiva si juntamos a un sonido de muchas guitarras detrás, en alguna canción 4 guitarras, incluso 6 en una. Además todas los guitarristas que tiene Axl detrás no son el arquetipo de guitarrista clásico. La forma de tocar de cada uno de ellos es muy moderna, innovadora, visceral, electrónica… todo un extremo de Izzy y Slash.
El principal problema en el que se van a encontrar la gente que escuche este disco es en esperar un disco de Guns N’ Roses, cuando NO es un disco (cualquiera) de Guns N’ Roses, es un disco de un loco desatado, un genio excéntrico que intenta romper con su pasado, presente y futuro, engullido por la electrónica, queriendo convencer a todo el mundo pero a la vez pasando de él… pero al final te acabas encontrando con el mismo Axl de siempre, con su mismo chorro de voz, sólo que agraciada con el paso de los años.
Un Axl completamente megalómano, al que es imposible hacerle callar, que domina todas las partes de la canción y tiene que destacar por encima de todos los demás. Actúa como si fuera su disco, el disco de un cantante en solitario. Pero eso sí, acompañado de las mejores partes de guitarra vistas en mucho tiempo, simplemente perfectas, muy bien complementadas entre ellas, en las canciones que suenan 6 o solo 2, siempre su sonido es agraciado para el oído.
Un disco que destila épica y grandilocuencia por los cuatro costados y al que muchos no van a acabar de entender, porque a veces se hace ininteligible. No estamos ante un disco normal. estamos ante una locura.

axl-rose

El tema que abre el disco es un completo engaño, una “timada” por así decirlo, porque es una canción que, si lo pensamos, no pega con todo el resto. Después de un minuto de ruidos de conversaciones y cosas más extrañas, un tono ascendente deja a un increíble riff de guitarra acompañado de unos golpes de batería que parecen explosiones, y para dejar claro quien es, grito de Axl.  Chinese Democracy es una genial apertura, el perfecto single de puro hard rock algo modernizado con unas guitarras diabólicas y un Axl destilando rock.

Hasta ahí perfecto. Porque luego llega Shackler´s Revenge. Después de enamorar a todos sus antiguos fans con Chinese Democracy (song), aquí llega la primera experimentación, la primera sorpresa: rock mecanizado cercano al nu metal con un riff que recuerda a White Zombie o a Sepultura. La primera escucha nunca gusta pero es un tema que va creciendo con cada escucha, que se convierte en el temazo que es con ese increíble estribillo que empuja a moverse sin parar…. y hacer un poco de headbanging.

Better es otra sorpresa con un comienzo pop con la entrada de Axl cantando en falsete y evocando al pop moderno…

No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better
No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better

…para luego dejarnos a un ritmo rockero y una increíble melodía que convierten en este tema en uno de los mejores del disco, un perfecto futuro single que puede romper en las radios y un Axl pletórico cantando como nadie. Uno de los mejores momentos del disco. Es el tema que menos ha cambiado de las demos, prácticamente la entrada de Bumblefoot.

Street Of Dreams es quizá, después de dos canciones que pueden dejar atónitos, una canción que nos haga llevarnos hacia los Illusions. Antes llamada The Blues, recuerda por momentos a canciones como November Rain, So Fine o Estranged. Empieza al piano para luego dejarnos una genial interpretación vocal de Axl. Increíble temazo.

If The World… ahora viene mi momento favorito de la crítica. Vilipendiada a más no poder, tratada con desprecio, alegando que no puede merecer entrar en un disco de Guns N’ Roses… mezcla explosiva en otro ataque de experimentación de Axl de soul, electrónica, rock sinfónico y chill out. Puede sorprender en exceso pero no es ni de lejos el mal tema que otros dicen, las escuchas a más de uno le harán ver que es una canción increíble. Quizá la mejor interpretación vocal de Axl Rose en el disco y una de las mejores de su historia. Se nota la influencia de Fun Lovin Criminals.

There Was a Time es un ataque de grandilocuencia, épica, grandeza… 6 minutos de pura canción, los 3 últimos es el mismo tema con variaciones y uno de los mejores solos del disco y de los mejores de la década. Axl cantando con 6 voces a la vez, miles de guitarras, orquestación… grandísimo tema, de lo mejorcito de un grandísimo disco.

Catcher In The Rye es un claro homenaje a Queen y un grandísimo tema que antes tuvo la colaboración de Brian May, pero que luego para el resultado final Axl se la cepilló.  Increíble tema donde toda la grandilocuencia axliana está en pequeñas dosis bien conjuntas, consiguiendo que la canción sea una obra maestra. Uno de los temas que mejor quedarían con la antigua banda. Pero bueno, vayamos olvidándonos de este tipo de comentarios.

Después de varios temas tranquilos, Scrapped, con, mira que bien, otro homenaje a Freddie Mercury en el comienzo para luego dar un soplo de rock a quien lo necesitaba después de tanta grandilocuencia. Base electrónica por debajo, guitarras desafiantes, un estribillo interesante… es una canción notable, y quizá estemos hablando de la peor canción del disco en comparación a las demás.

Rhiad and the bedhouins, con un comienzo electrónico como si Axl y la banda se bajaran de una nave espacial, con un estribillo que recuerda a Inmigrant Song, canción superrockera sin miramientos, posible single, un montón de trozos de tema juntos quedando perfectamente sincronizados, un solo metido a la fuerza… muy buen tema que te dejará extasiado.

Sorry es un tema que pude recordar a Black Sabbath y a Mark Lanegan, con una especial aportación de Sebastian Bach haciendo de segunda voz. Un estribillo sugerente, unas guitarras doom… para muchos de los mejores temas del disco, pura melodía en tono triste, melancólico y oscuro. Eso sí, la letra es toda una declaración de intenciones de Axl hacia sus antiguos componentes.

I.R.S me pareció al comienzo uno de los peores temas del disco pero con las escuchas se ha convertido en un increíble temazo, con dos canciones fusionadas en una sola, mezclando el tono tranquilo y el tono hard rockero total. La última explosión de rock antes de llegar al último tramo del disco, que sin duda, es lo mejor de él.

Madagascar puede ser un intento fallido de grandilocuencia, épica, genialidad, intento de obra maestra… orquestación en tono Kashmir para dejar paso a un Axl cantando con voz quebrada. Con posiblemente el mejor momento del disco,a partir del minuto 3 de esta canción, con los discursos mezclados con medio batería/medio base electrónica, orquestación como ya he dicho antes, que me recuerda mucho a Kashmir, y un solo que tira de espaldas pero que le falta protagonismo. Se nota que es la favorita de Axl de las nuevas y la que más ha trabajado, es simplemente increíble, pero… le falta algo. Algo que tienen las grandes canciones de Guns N’ Roses (Civil War, Estranged, November Rain, Breakdown…), que no sabría explicar, pero que esta canción carece de ello.

This I Love es como Axl, no deja indiferente. ¿Bella? ¿Amariconada? ¿Preciosidad? ¿Bizarrada?. Cualquier sinónimo de “belleza” irá ligado a este baladón al piano con un Axl echando encima nuestro su alma mientras una orquestación por detrás hace aún el tema más melacólico. Puede convertirse en un clásico y sería un perfecto single que estaría durante meses en los primeros puestos de los 40 principales, MTV, etc. La irrupción del solo es, simplemente, maravillosa, como toda la canción.

Prostitute es un gran final para un gran disco, más orquestación, final de orquesta que deja maravillado y con ganas de repetir, volver a darle al play en el reproductor y volver a escuchar esta maravilla de disco. Canción hecha claramente para entender su letra, recomiendo a quien no lo haya hecho que abra el libreto y lea la letra de esta canción mientas la escucha. No es de los mejores temas del disco, pero es el mejor final que podría haber.

Magistrales Bumblefoot, Finck y Bucklethead, de las mejores partes de guitarra en mucho tiempo, por si fuera poco van acompañados de un gran bajista, Stimson. Pero casi todo este disco es Axl,es la voz, la melodía, la  capacidad, la genialidad de Axl.

axl_rose2

Y ahora, toca recapitular y pensar: ¿Triunfo o fracaso? ¿Realmente estábamos preparados para este disco? ¿Realmente merecía la pena 14 años de espera para esto? ¿Es necesario seguir con esta banda diferente? Mientras el pueblo llano se pregunta y se lía la cabeza, siempre tenemos este adictivo disco que se presenta como una obra maestra, apelativo que sin duda ganará cuando llegue el éxito masivo, que tendrá que esperar, ya que en estos momentos Axl está desaparecido. Pero, al igual que los Illusions, es un disco que va creciendo con cada escucha, que cada vez descubres un detalle nuevo que hace que te guste más y más… así mismo se presenta un nuevo sonido, una innovación en el rock que hubiera sido mayor si hubiera salido años antes (el disco está terminado prácticamente desde el año 2000, con la excepción de Shackler´s Revenge e If The World). Un nuevo sonido que es básicamente, un batiburrillo entre el rock setentero, la música electrónica, el pop, el trip hop y el nu metal. Pero haciendo que suene completamente diferente, y, a la misma vez, completamente desfasado. Como bien dice Sebastian Bach “nunca había escuchado esto antes, este sonido, me parece el puro rock´n roll y una continuación a seguir” o algo así. Le tengo que dar la razón.  Cuando escucho este disco me da la sensación de escuchar algo diferente, algo que echaba en falta.

Y también presenta algo nuevo, que es una nueva formación de Guns N’ Roses, con Axl más viejo pero mejor cantante que nunca, unos increíbles guitarras como el freak de Bucklethead, el genial Bumblefoot, Fortus y el ojito derecho de Trent Reznor, Robin Finck, que al final no acompañará a la nueva formación de gira y se quedará en NIN. Grandes guitarras que harían mejor en el grupo con más protagonismo. También Stimson, el ojito derecho de Axl y su mejor amigo en este momento y Frank Ferrer a la batería. Por si no había quedado claro, estos son los nuevos Guns N’ Roses.

NOTA: 10

Posdata: Y Axl, por favor, quitate las trenzas.

axl_rose3