Archivo para Michael

VAN HALEN: FAIR WARNING

Posted in Van Halen with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on octubre 20, 2009 by Johny Kashmir

 

FAIR WARNING (1981)
VAN HALEN

TRACKLIST
1- Mean Street
2- Dirty Movies
3- Sinner´s Swing
4- Hear About It Later
5- Unchained
6- Push Comes To Shove
7- So This Is Love
8- Sunday Afternoon in the park
9- One Foot Out The Door

Bueno, llegamos a un capítulo al que le tenía bastantes ganas.
Estamos en 1981 y la banda no está pasando por su mejor momento: Eddie y Diamond Dave empiezan a tener diferencias, Eddie se casa (dicen que empezó a cambiar la forma de componer desde que se casó) y por si fuera poco, su nuevo disco, Fair Warning, contrariamente a sus tres antecesores, ¡no se vende! La crítica, en un primer momento, no le dejó muy bien parado, tachándolo de “chillón” y que su mayor problema era “la falta de química” Es cierto que en este disco es casi todo de Eddie, que Dave se aburrió como una ostra en la realización de las canciones y que aquí pasa a un segundo plano. En contra, Eddie está pletórico, con alguno de sus mejores riffs (Unchained, Sinner´s Swing o Mean Street) y aunque no llega al nivel de Women and Children Fist, su labor es increíble. Mención aparte para los dos tapados de la banda, Michael Anthony y Alex Van Halen, que en este disco ganaron en importancia, Alex ganó mucho en maestría con su instrumento y Michael Anthony tiene un gran protagonismo con sus coros y el sonido de su bajo.
Dicho esto, la historia no pinta un buen disco, pero todo lo contrario. En 1981 de boca en boca y de mano en mano el disco fue sacando miga. Los “has oído el nuevo de Van Halen?” “Pero no era malo?” “¡Que dices, es buenísimo!” y conversaciones por el estilo hicieron remontar a un disco que poco a poco se posicionó en buenos puestos en las listas e hizo que los críticos se replantearan sus absurdeces.
En definitiva, Fair Warning representa la madurez compositiva de Van Halen, esa madurez que luego los llevaría por otros derroteros con Van Haggar, pero madurez, y sin duda, es el disco en el que se sustenta el luego famosísimo 1984, ya que éste último es un calco del que hablamos ahora, como luego repararéis. También representa el principio del fin de la etapa Diamond Dave, pero lo que sin dua representa es un diamante en bruto escondido, tapado por unos diamantes más brillantes a priori, pero no por ello mejores que éste.

El tono in crescendo es muy natural en un disco de Van Halen: en este caso es la guitarra de Eddie haciendo un solo alocado que acaba juntándose con el bajo de Michael Anthony para dar paso a un pegadizo y rítmico riff muy boogie. Mean Streets.
Sin duda una de las mejores canciones que jamás haya compuesto el grupo, es un tema tan pegadizo, tan coreable, tan fantástico que hace las delicias de cualquiera que diga que le gusta el rock n’ roll. “This is home…. this is mean street… Yes ah home… the only one I know” Este tema representa la madurez compositiva de Van Halen, todo suena perfecto, todo suena a otro nivel. Magnifica su recta final, con esos coros de Anthony hasta que entra la guitarra de Eddie. Sin duda una de mis canciones favoritas, si el ritmo final de la guitarra de Eddie no te vuelve loco, quita el disco.


Otro ejemplo de que este disco es la plena madurez de la banda es la siguiente canción, Dirty Movies, un tema con muchos variantes perfectamente compenetrados que teniendo el sello del grupo es una canción bastante diferente a lo que nos tienen aconstumbrados. El comienzo es marca de la casa, un ritmo tranquilo que se va acelerando hasta dejar un riff dinámico. Y el estribillo es sencillamente perfecto “Pictures in the silver screen, greatest thing you´re even seen, now her name is up in lights, everythings turns out all right” cada una de las variantes que presenta el tema es un delicia, los gritos (“take it off! take it all off!”), aplausos, risas hacen que el tema sea tan cercano como convincente.

Lights, camera, and action!!!

Sinner´s Swing es una canción marca de la casa, ooootro rock n’ roll acelerado. Digamos que la semilla de la famosa Panama está en esta canción y en Unchained. Todos los coros del disco son una delicia, bastante pegadizos, cada vez que los oigo me pongo a cantar, a bailar o a chillar directamente. En esta canción es un ejemplo. El preestribillo con un ejercicio vocal bastante destacable de Michael Anthony es un manjar que te prepara para la parte media del disco, un segundo plato cercano al caviar.
Porque Hear About It Later es la primera canción de heavy pop de la historia. Su parte rítmica así lo abala. Si Panama es la hija de Unchained, Hear About It Later es la madre de Jump. Solamente el comienzo te evocará a ello. El tema es perfecto, las estrofas se quedan clavadas en el cerebro y si todos los estribillos de Van Halen son coreables este es el summum. I don´t wanna hear about later, I don´t wanna Baby I Don´t Wanna… Me encanta el ritmo delicioso que contiene esta canción, a pesar de que en su tramo final se pueda desmadrar un poquito con un aire un poco repetitivo, si puestos a buscar fallos. Uno de mis temas favoritos de la banda.
Unchained es uno de los temas más conocidos de Van Halen. Ya repetido 2 veces anteriormente, es la canción que inspiró Panama, las dos canciones son muy parecidas y se nota mucho la mano de Diamond Dave en ellas. Sin duda Unchained reúne lo mejor de Van Halen, uno de los mejores riffs que haya dado Eddie, uno de los mejores estribillos (simple y efectivo, ¡sobra!) y completamente perecedero, uno de esos temas que se te quedan y luego a los 40 años de escucharlo te sorprendes tatareándolo. Simplemente fantástico.
Como fantástico es el siguiente tema, de lo más cercano a una balada que estuvieron nunca Van Halen del repertorio con David Lee Roth. Push Comes To Shove tiene un ritmo tranquilo y vacilón de Anthony como (et voilá!) pegadizo, con una monumental entrada de la guitarra de Eddie. Un fantástico tema con una de las mejores aperturas jamás oídas y un trabajo vocal de Dave para aplaudir. No es lo que esperas de Van Halen, pero es todo y más de lo que pueden ofrecerte.
So This Is Love es uno de los temas más queridos por los fanáticos de la banda. Otro ritmo endiablado de Anthony con su bajo, otra entrada de la guitarra de Eddie, solo que este tema es dinámico por si solo, forzando que todo el cuerpo se te mueva al ritmo de “SO THIS IS LOVE!!” Un tema perfecto para mover las caderas, la cabeza, en definitiva el cuerpo entero.
Sunday afternoon in the park es una canción instrumental con un montón de elementos electrónicos con una distorsión y un ritmo metalero bastante destacables que acaba con la introducción de One Foot out the door, un tema… ¿extraño? rítmico, nada comercial, bastante pegadizo y bastante heavy. Me encanta como suena la guitarra de Eddie en esta canción, con un solo para volver a poner y a poner y a poner, un broche oro para un gran disco, una joyita oculta de una banda que no estaba pasando por su mejor momento, pero que aún tenía mucho que dar, y eso, se demostró 3 años después, cuando Van Halen se convirtieron en los reyes del mundo a base de saltos. Pero eso, dentro de dos semanas.

ENLACE

http://rapidshare.com/files/273488218/VH_FW.rar

Password: SFP

 

(En el caso de que no vaya el enlace comentad en los comentarios y se repondrá)

VAN HALEN: WOMEN AND CHILDREN FIRST

Posted in Van Halen with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on octubre 13, 2009 by Johny Kashmir

Podéis seguir las charlas de Van halen en el foro del Azkena Rock en:

http://azkenarockfestival2.foroes.net/la-plazoleta-f13/eddie-van-basten-davids-lee-roth-van-der-halen-esta-semana-fair-warning-critica-y-charla-t12064-280.htm?highlight=van+halen

 

WOMEN AND CHILDREN FIRST
(1980)
VAN HALEN
1- And The Cradle Will Rock
2- Everybody Want Some
3- Fools
4- Romeo Delight
5- Tora! Tora!
6- Loss Of Control
7- Take Your Whiskey Home
8- Could This Be Magic?
9- In a Simple Rhyme

Después de Van Halen II y de una grandiosa gira que dejó conciertos para el recuerdo como el de Seattle, Van Halen en 1980 eran los dioses del rock n’ roll estadounidense, quitándole el trono a unos Aero a medio separar y en pleno ataque drogadicto. Las chicas se morían por Diamond Dave, su larga y cuidada melena rubia, mientras los jóvenes estadounidenses admiraban el sonido de la guitarra de Eddie. La popularidad del grupo había llegado a cotas completamente inesperadas 3 años antes. Y eso había que aprovecharlo.
Así llegó este Women and Children Firts que salió el 26 de marzo 1980, debutando en el puesto nº 6 en el Billboard. En este disco se aprecia un cambio, no radical, pero cambio, en las canciones de Van Halen, menos inspiradas en el rock n’ roll cincuentero (aunque seguían siendo, descaradamente, un rock n’ roll acelerado) y más tomando un esquema que no dejarían en ninguno de los posteriores discos. Porque este disco es bastante comercial al reunir todo lo que el público pedía de un grupo como Van Halen, pero sin embargo poco tiene que ver con su antecesor, Van Halen II. Sin duda en este disco se vuelve más protagonista Eddie Van Halen, que sin duda en este disco hace algunas de sus mejores aportaciones. Quizá el disco donde más sobresale, no hay más que escuchar el solo de Everybody Want Some, Fools, Loss Of Control, etc. David Lee Roth está al nivel de siempre, Alex Van halen roza la genialidad en algún momento y Michael Anthony sobresale en algún momento sobre el resto con su bajo.
Qué decir de este disco. Pues al que escribe fue siempre el que menos le gustaba de los primeros 6 con David Lee Roth, pero luego me mató, me abrió la cabeza y su sonido me volvió loco. Sin duda es uno de sus discos más destacables, con un nivel medio bastante alto, aunque también es el disco que menos hits contiene para los recopilatorios, pero muchas de estas canciones quedan, para los fans de la banda, como las mejores de una banda increíble.

Como en Van Halen I, un sintetizador, a través de un amplificador Marshall, abre el disco en la inmensa …And the Cradle Will Rock, canción que fue single del disco pero que sin embargo no logró el efecto de Runnin With The Devil o Dance The Night Away. Uno de los temas más pegadizos de Van Halen, cuenta con el que para el parecer del que escribe esta crítica el mejor solo que jamás haya hecho Eddie Van Halen, sin ser del nada del otro mundo su gracia reside en lo oportuno que es, un gran aporte a un tema de esquemas fijos. El estribillo se te queda en la cabeza para siempre. El final del tema puede recordar a Ain Talkin About Love.


El grito descendente de David Lee Roth deja paso a una simulación de tambores africanos, con David gritando a lo Tarzan. Poco a poco entra la guitarra de Eddie. Si ese comienzo no te ha dejado patidifuso, nada ni nadie lo hará, porque estamos con uno de los temas claves de la historia de Van Halen, Everybody Want Some, con alguno de los momentos más álgidos de la banda, como esa entrada del riff de Eddie en medio del marcado ritmo. Estrofas lentas, estribllo single y coreable, no se puede pedir más a un grandísimo tema, que, sí, también cuenta con un más que destacable solo de Eddie, puro espectáculo. El final es orgasmo puro: Lee Roth con su “Everybody, Want Someee, Everybody, Neeed Someeee” en una coda in crescendo majestuosa, un ritmo marcadísimo y unas ganas de dislocarse el cuerpo entero bailando mientras suena inimaginables.
Fools, como el disco entero, respira aire Zeppeliano por los cuatro costados, empezando con su comienzo, solo de Eddie acompañado de un Diamond Dave muy a lo Robert Plant, en una increíble interpretación, hasta que llega un riff denso y marcado que terminan de romper la entrada de Anthony y Alex Van Halen, rock n’ roll acelerado marca de la casa, un álgido tema que cuenta con un más que pegadizo estribillo y un poderoso preestribillo con coros made in Van Halen. Un Michael Anthony perfecto, destaca bastante su bajo en este enorme tema.
Romeo Delight abriría los conciertos de la banda durante varios años, un tema poderoso, rápido, con un (sorpresa!) increíble final in crescendo que te vuelve loco. El tema es el favorito de muchos de los fans de la banda, y no es para menos: cuenta con dos estribillos que llegan después de unas marcadísimas estrofas hasta que la guitarra de Eddie abre el “Baby please, can’t take it anymore..”. Repito, la recta final de este tema, con su parte rítmica con un David Lee Roth sacando lo más melódico que tenga su voz hasta que el atronador estribillo llega es uno de los momentos más grandes de la historia de Van halen.

Tora Tora! es una introducción que no se toma en serio ni a si misma para Loss Of Control, una canción que admito que en un principio no me gustó nada, pero que luego me voló la cabeza, Van Halen dan su particular aportación al estilo que estaba naciendo por aquel entonces, el heavy metal, que si básicametne el heavy es rock acelerado, Loss Of Control es un rock n’ roll más que acelerado, de baile frenético y con un increíble Eddie Van Halen que lleva el solito el tema entero. El estribillo es algo histriónico y puede que para algun oído inaguantable, pero sin duda una joya oculta de Van Halen que por aquella época siempre se guardaban como un plato antes del postre en sus conciertos.
Take Your Whiskey Home es un sorprendente cambio para los que escuchen por primera vez dicho disco, ya que pilla por sorpresa la sureña guitarra clásica de Eddie. Eso es solo el primer minuto de la canción, ya que después nos regalan un hardrockeo vacilón y divertido, con una más que agradable parte rítmica. Uno de los mejores riffs del disco. En esta canción destaca notablemente la voz quebrada de Diamond Dave, haciendo una de sus mejores actuaciones.
Could This Be Magic? que respira folclore americano sin parar, un country rock muy heredado de Led Zeppelin. El tema en sí parece hijo de Bron-Y-Aur-Stomp. Uno de los mejores temas del disco, siempre es agradable ver una gran banda acoplándose a otro estilo con total exito e imponiéndo su sonido propio. La canción parece hecha para ir a trabajar cantándola en el coche.
El increíble final de este disco corre al cargo de una canción semejante a Women In Love, una canción que la banda ha desterrado desde que salió el disco ya que se cuentan como poquísimas las veces que la abran tocado en directo. Pues es una pena porque sin duda In a Simple Rhyme, con la melódica guitarra de Eddie al comienzo y luego unas frenéticas estrofas tras la entrada de Alex con su batería y David cantando al amor, es uno de los temas más destacables de la carrera de Van halen. A mí personalmente me recuerda a Lord Of The Thigts de Aerosmith, pero bueno, impresiones mías. La aportación de Michael Anthony al estribillo la hace todavía más grande.
Sin duda un broche de oro (siempre Van halen se guardan una joyita para el final) para un disco sobresaliente, con algún momento rozando la obra maestra y con canciones que no deben faltar en ningún recopilatorio de la banda ni en ningún sitio, hits como Everybody Want Some se te quedarán clavados para siempre y, como en el caso del disco entero, te dejará un grandísimo sabor de boca, ese sabor que dejan los discos de Van Halen, esas ganas de volver a ponerlo y volver a bailar, loss of control.

 

ENLACE

http://rapidshare.com/files/273486371/VH_WACF.rar

Password: SFP

(En caso que no vaya, comunicar en un comentario y se renovará)

VAN HALEN: VAN HALEN I

Posted in Van Halen with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on octubre 2, 2009 by Johny Kashmir

VAN HALEN I
Van Halen
(1978)

1- Runnin With The Devil
2- Eruption
3- You Really Got Me
4- Ain Talkin About Love
5- I´m The One
6- Jamie´s Cryin
7- Atomic Punk
8- Feel Your Love Tonight
9- Little Dreamer
10- Ice Cream Man
11- On Fire

Para los que no sepan nada de la historia del grupo, aquí un pequeño repasito:
En 1978 el rock estaba prácticamente muerto. El punk estaba en su punto más alto y multitud de Tony Maneros asaltaban las pistas de baile. La música estaba atascada. No parece los mejores momentos para que florezca un grupo de hard rock pero es que Van Halen no es un grupo, es el grupo.
Llegados de Holanda, los hermanos Van Halen, instruidos por su padre, pronto se interesarían por la música. Eddie tocaría la batería y Alexander la guitarra. A Alex no le debía interesar mucho el instrumento ya que a escondidas siempre agarraba la batería de su hermano. Este tras pillarle le dijo “Que te jodan! Tocaré yo tu guitarra”. En 1974 deciden formar un grupo. Eddie empieza como cantante y guitarra principal pero para abaratar el equipo de sonido decidieron contratar como cantante al que se lo proporcionaba, David Lee Roth. Luego llegaría como bajista Michael Anthony.
El grupo se puso a tocar por todos los clubs de Los Ángeles. a Gene Simmons le gustaron y les financió unas demos (de las que ya hablaremos aquí) en 1976, pero no logra convencer a su discográfica para que los firmase. Estas demos serían muy interesantes ya que existe por ahí una versión de Cristine Sixteen con Gene y Eddie, además de otra de Got Love For Sale (Ace Frehley copió el solo de Eddie nota por nota) David dijo que Gene estaba detrás de Eddie y Alex para suplir a Ace y Peter, pero el gran éxito del primer disco lo impidió.
En esas demos había canciones que más tarde aparecerían en posteriores discos: en el primero (On Fire, Runnin With The Devil), en el segundo (Woman Of Love, Somebody Get Me a Doctor) y en discos posteriores (House Of Pain en “1984”) y ya se mostraba a una banda en gran nivel.

 

Pese a que la discografíca de Gene no les quiso firmar, Van halen no se rindieron y siguieron dando conciertos en clubs abarrotados, hasta que en 1978 un ejecutivo de la Warner, con Ted Templeman firman con ellos nada más acabar un concierto en el club Starwood.
Van Halen I fue un éxito inmediato, siendo uno de los discos debuts más vendidos de la historia, un completo éxito comercial que permitiría a la banda girar un año entero. El disco fue aplaudido por crítica y público, destacando a Eddie Van Halen con 21 añitos como un genio de la guitarra gracias al manoseado por el jebi metal tapping, técnica muy veloz que básicamente consiste en tocar con ambas manos en el mástil. Su sonido sorprende más que la realización.

El disco, hablando claro, es BRUTAL. Un golpe a la mandíbula durante 35 minutos que se pasan volando con la boca desencajada.
Sin duda una de las mayores virtudes de el disco debut de Van Halen es que nunca baja el listón. Las doce canciones son de piñón fijo, ningún altibajo, nada: el nivel es de 10 desde que empieza hasta que termina. David Lee Roth está pletórico, Eddie crearía muchos de sus mejores riffs y solos, Michael Anthony se perfila como uno de los bajistas más infravalorados del rock n’ roll y Alex está muy bien aunque su mejor nivel llegaría más tarde.

El sintetizador que va subiendo de volumen para luego dejar uno de los riffs más grandes que haya dado el hard rock da constacia de semejante golpe. Runnin with the devil es uno de los máximos himnos de la banda, además de una de las mejores interpretaciones de Diamond Dave, a la altura de la canción. El corto de solo de Eddie es simplemente perfecto, ya que con unas pocas notas logra todo el cometido que tiene que tener un solo.
Eruption no es un tema, es un solo de guitarra alargado. Pero que solo de guitarra. Es una pena que con los años nos hayamos hartado de los pajamástiles que salieron todos a copiar a Eddie. Pero sería un insulto no considerar la grandeza de éste: justamente en la segunda canción, es la presentación de Van Halen. Punto. Ya sabes a lo que te enfrentas, ya sabes de lo que son capaces de hacer. Uno de los más grandes solos jamás hechos, al que el único fallo que se le puede admitir es no coincidir en ninguna canción.
La cover de los Kinks es otra carta de presentación, quizá la mayor del grupo: Si me dicen antes que la de los Kinks es una versión de la de Van Halen, me lo creo. Porque suena a ellos. El principal cometido de un cover es que recoja el sonido de quien lo toque. Y Van Halen lo logran, con un ritmo desenfadado, marcha bailable, invitación a follar toda la noche. De esas canciones que te levantan entero.

Ain Talkin About Love es una de esas canciones que con el tiempo y las escuchas crecen tanto que ya no se escapan: uno de los mejores riffs que jamás se hayan dado y de los más reconocibles, logra no ser machacón en los cuatro minutos de canción aproximadamente. Conforme va pasando el tema va dejando mejor sabor de boca, con esos coros finales que la confirman como uno d elos mejores temas de Van Halen.
I´m The One es ritmo frenético, en momentos rozando el heavy metal. Diamond Dave haciendo un espectáculo, la batería de Alex rugiendo y un apartado vocal muy destacable. Tiene uno de los mejores solos del disco y una parte bluesera que está justamente en el sitio adecuado y en el momento adecuado.

Jamie´s Cryin es sin duda una de las joyas del disco. Un grandísimo riff abre un tema más tranquilo que lo que dejamos atras, pero más pegadizo que un chicle boomer en una acera de Madrid, con un estribillo fantástico que se queda clavado en el cogote durante años, además de una parte intermedia para quitarse el sombrero.
Atomic Punk es un prólogo de lo que sería Van Halen en siguientes discos. La guitarra rayada abre un tema rápido, sin concesiones, que poco a poco va asimilando su miel para nuestra boca. Su desarrollo es perfecto. Conforme va pasando el disco van llegando mejores solos. Al igual que en Jamie´s Cryin, lo mejor de este tema es su parte intermedia.
Y nada, que llevamos ocho canciones y la cabeza a punto de explotar de tanto moverse. Pero ni por esas. Feel Your Love Tonight es una de las canciones favoritas de algunos de los fans de la banda, y no es para menos. Cuenta con una gran recta final y un estribillo más que notable.

Little Dreamer es un bajón… de ritmo, porque sin duda es una de las mejores canciones del disco, con una armonía perfecta, una de esas melodías que se quedan pegadas al cuerpo y, sin duda, la mayor virtud de esta canción es que es algo más que hard rock. Su riff es uno de mis favoritos sin ser nada del otro mundo.
Ice Cream Man es un señor blues, con mayúsculas, con minúsculas, con lo que sea: su comienzo con David Lee Roth demostrando su limitación de voz pero que le sobran cojones para echarse a todo hasta que su voz y la guitarra de Eddie rompen del todo e invitan a bailar como un descosido con las piernas locas es simplemente inigualable.
El último tema del disco es On Fire. Un tema más difícil de saborear que el resto, que no es que roce el heavy metal, es que es jebi. Su estribillo de voces chillonas y estridentes golpea los tímpanos que a primera escucha no sabes si volver a escucharlo más fuerte o replantearte lo que estás haciendo. El mejor final posible para un disco redondo de principio a fin, que abriría las puertas del cielo a una de las bandas que más representan el hard rock y más influenciarían a todas las bandas de los 80.

Enlaces:

http://www.megaupload.com/?d=3IJCQY44